laboratorios-clinicos.mdbanalisis-clinicos-catbioanalisis-clinicos-abolab
  • LEISHMANIOSIS

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”leishmaniosis-info-general”]

    El método más extendido en la clínica veterinaria para diagnosticar la leishmaniosis es la detección de anticuerpos anti-Leishmania mediante técnicas de diagnóstico serológico. Se realiza mediante la prueba de IFI que debido a su alta sensibilidad y especificidad es la prueba considerada de referencia. También mediante la IFI es posible determinar el título de anticuerpos, útil para realizar un protocolo posterior de actuación (tratamiento, monitorización,…)

    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]
  • Anatomía patológica

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”anatomia-patologica-info-general”]

    El Departamento de Anatomía Patológica, cuenta con Facultativos propios que realizan un estudio exhaustivo y contrastado con la bibliografía más actualizada, facilitando diagnósticos muy precisos en cuanto al tipo, nombre y grado de malignidad de la muestra remitida.

    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]
  • Cálculos urinarios (cristales/urolitos)

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”analisis-calculos-urinarios-info-general”]

    Los cálculos urinarios junto con la infecciones bacterianas en la orina, configuran los procesos más frecuentes con los que se encuentran los veterinarios. Los urolitos más comunes hallados en el laboratorio son:

    • Estruvita (Fosfato amónico magnésico): pH alcalinos favorecen su aparición. En perros un factor prediponente es infección en el tracto urinario por bacterias.
    • Oxalato cálcico: Son más frecuentes en machos que en hembras y existen razas más predispuestas (Schnauzer y Terrier). Como factores predisponentes encontramos la hipercalciuria y la intoxicación por etilenglicol.
    • Urato: Existen razas predispuestas (dálmata y Bulldog inglés. Factores predispontes son: enfermedades hepáticas e infecciones del tracto urinario.
    • Cistina: Se relacionan más en razas como el dachshund y en machos, aunque normalmente son poco frecuentes en caninos.
    • Xantina: Raza predispuesta el dálmata. Se forman en pH ácidos y por una complicación del uso del alopurinol.
    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]

Dónde estamos


Estamos muy cerca de usted

Servicios


Vocación de servicio, nuestra razón de ser

Mútuas


Trabajamos con la mayoría de mútuas

Presupuesto


Consúltenos sin compromiso