laboratorios-clinicos.mdbanalisis-clinicos-catbioanalisis-clinicos-abolab

En la prevención de riesgos ambientales para la salud en general, se valoran si los niveles de contaminación microbiológica, química y física son los adecuados para el usuario, en función de la actividad y tipo de edificio. Contaminaciones del aire pueden incidir muy negativamente sobre los usuarios de la instalación.

  • Calidad de aire interior en quirófanos, salas blancas, cocinas y edificios en general

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”analisis-calidad-aire-quirofanos-info-general”]
    • Cuantificación e identificación de bacterias y hongos en ambiente y en superficie.
    • Parámetros de Confort Ambiental: medición de CO2, CO, humedad relativa y temperatura.
    • Contaje de partículas.
    • Detección de ácaros.
    • Contaminantes químicos, etc.
    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]
  • Valoración de la higienización del sistema de climatización

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”analisis-higienizacion-sistema-climatizacion-info-general”]

    La limpieza y/o desinfección de los conductos de climatización, se realiza mediante unos protocolos concretos llevados a cabo por empresas especializadas. Siguiendo las normas vigentes, se realizan controles microbiológicos y físicos en el interior y exterior del conducto de climatización antes y después de su limpieza y/o desinfección con el objetivo de valorar la eficacia de los protocolos realizados. Los mismos análisis se realizan para determinar si un conducto debe ser limpiado y/o desinfectado para evitar problemas de salud en los usuarios del edificio.

    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]
  • Diagnóstico de calidad ambiental interior (síndrome del edificio enfermo)

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”diagnostico-calidad-ambiental-interior-info-general”]

    Los edificios enfermos son una parte de los edificios que presentan problemas. Estos edificios están, generalmente, equipados con aire acondicionado, aunque también pueden estar ventilados de forma natural. Sus ocupantes presentan quejas referentes a su salud en una proporción mayor a la que sería razonable esperar (>20%) y las causas son difíciles de identificar dado que en muchos casos tienen un origen multifactorial. La incidencia real del problema es desconocida, pero la OMS estima que afecta al 30% de los edificios modernos y que causa molestias al 10-30% de sus ocupantes.

    Síndrome del edificio enfermo (SEE): es el nombre que se da al conjunto de síntomas diversos que presentan, predominantemente, los individuos en estos edificios y que no van en general acompañados de ninguna lesión orgánica o signo físico, diagnosticándose, a menudo, por exclusión. La sintomatología a observar para poder diagnosticar un edificio enfermo es muy variada, pudiendo llegar a ser compleja, ya que suele ser el resultado de la combinación de distintos efectos. Los síntomas más significativos incluyen:

    Irritaciones de ojos, nariz y garganta, sensación de sequedad en membranas mucosas y piel, ronquera, respiración dificultosa, erupciones cutáneas, náuseas, mareos y vértigos y dolor de cabeza, entre otros,…

    Para diagnosticar la existencia de un síndrome de edificio enfermo tiene que efectuarse una investigación cuidadosa entre el personal afectado, teniendo en cuenta los síntomas reseñados y recogiendo la información necesaria sobre las quejas planteadas por los ocupantes del Edificio Patógeno buscando la definición precisa de las mismas, así como su magnitud y distribución. El análisis de los datos así obtenidos permitirá decidir la estrategia de actuación posterior.

     Los factores más comúnmente citados como responsables del síndrome que nos ocupa son:

    • Agentes químicos: entre ellos formaldehído, compuestos orgánicos volátiles, polvo, fibras, dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, ozono…
    • Agentes biológicos: bacterias, hongos, esporas, toxinas, ácaros.
    • Agentes físicos: iluminación, ruido, vibraciones, ambiente térmico, humedad relativa, ventilación.
    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]
  • Crecimiento de esporas para valorar la eficacia de los procesos de esterilización

    [vc_nested_tabs top_margin=”none”][vc_nested_tab title=”Información General” tab_id=”analisis-eficacia-procesos-esterilizacion-info-general”]

    La comprobación del buen funcionamiento del autoclave es un control imprescindible para asegurar el buen funcionamiento del equipo y evitar las consecuencias de un esterilización defectuosa.

    [/vc_nested_tab][/vc_nested_tabs]

Dónde estamos


Estamos muy cerca de usted

Servicios


Vocación de servicio, nuestra razón de ser

Mútuas


Trabajamos con la mayoría de mútuas

Presupuesto


Consúltenos sin compromiso