laboratorios-clinicos.mdbanalisis-clinicos-catbioanalisis-clinicos-abolab

En función del tipo de agua y su uso se deben esperar unos criterios microbiológicos y físico-químicos específicos que, en definitiva, persiguen la protección de la salud o en otros casos, valorar la eficacia de procesos a los que se ha sometido.

  • Recuento e identificación de Legionella Pneumophila

    La legionelosis es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que puede presentarse bajo dos formas clínicas: infección pulmonar o Enfermedad del Legionario (neumonía con fiebre alta) y la forma no pneumónica conocida como Fiebre de Pontiac que presenta un síndrome febril agudo y de pronóstico leve. La infección por las distintas especies de Legionella en el ser humano se produce por inhalación de aerosoles conteniendo el microorganismo y se produce normalmente en varios tipos de instalaciones, equipos y edificios pudiéndose presentar en forma de brotes y casos aislados o esporádicos.

    La legislación actual para la prevención y control de la legionelosis, obliga al tratamiento de limpieza y desinfección de las instalaciones de riesgo y a la realización de análisis de control de la calidad microbiológica y físico-química del agua al objeto de no presentar riesgos para la salud pública.

    • agua fría de consumo humano.
    • sistemas de agua caliente sanitaria.
    • torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
    • centrales humidificadoras industriales.
    • sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire.
    • equipos de enfriamiento evaporativo.
    • humectadores.
    • fuentes ornamentales.
    • riesgo por aspersión en el medio urbano.
    • sistemas de agua contra incendios.
    • instalaciones de lavado de vehículos.
    • otras instalaciones que acumulen agua y puedan producir aerosoles.
  • Recuento de aerobios y control físico-químico en torres de refrigeración o condensadores evaporativos

    El control de incrustaciones y biocapa, el crecimiento de algas y microorganismos, el control de la corrosión, de los sólidos disueltos en agua y de los sólidos en suspensión son distintos aspectos a tener en cuenta para mantener una buena calidad microbiológica y fisicoquímica del agua, con el fin de intentar evitar la aparición de Legionella.

  • Potabilidad en aguas de consumo

    El agua puede actuar como una fuente importante de difusión de enfermedades. Por ello, se deben tomar las medidas oportunas para prevenir los riesgos asociados a su consumo. La actual legislación marca los criterios microbiológicos y fisicoquímicos a tener en cuenta en función del tipo de agua y su procedencia.

  • Calidad del agua de piscinas e hidromasajes

    El control microbiológico y fisicoquímico de las aguas de piscinas e hidromasajes evita la aparición de infecciones dérmicas, infecciones de mucosas, infecciones gástricas o reacciones alérgicas entre los usuarios. La legislación actual define aspectos muy concretos que tienen como objetivo disminuir los agentes contaminantes en este tipo de aguas.

  • Aguas de diálisis: endotoxinas, bacterias, hongos y parámetros químicos

    El líquido de diálisis (LD) se pone en contacto con la sangre del paciente a través de la membrana semipermeable del dializador durante la sesión de hemodiálisis, al objeto de producir el intercambio de sustancias de forma bidireccional. Dicha solución (LD), parecida al plasma, se prepara en el monitor de hemodiálisis a partir de agua purificada y solutos proporcionados en forma de concentrados electrolíticos o sales no disueltas.

    La contaminación del líquido de diálisis expone al paciente a un riesgo de acumulación de sustancias tóxicas o de producción de reacciones de bioincompatibilidad con las células o proteínas del paciente pudiendo ocasionar, en ambos casos, serias consecuencias. De ahí, la importancia de minimizar el riesgo de contaminación química y microbiológica del líquido de diálisis.

    El análisis de endotoxinas se aplica en el control de calidad de las aguas de diálisis e inyectables (ej. sueros fisiológicos, fármacos, etc.) por su repercusión en la salud humana.Las endotoxinas constituyen uno de los componentes de la membrana exterior de las bacterias Gram negativas y se consideran pirógenas. Sus efectos sobre la salud son diversos: fiebre, malestar, alteraciones en el recuento de leucocitos, estado de shock, llegando en algunos casos a producir la muerte.

  • Análisis de aguas residuales

    Las aguas residuales no domésticas vertidas al sistema público de saneamiento deben cumplir unos criterios microbiológicos y fisicoquímicos concretos recogidos en la legislación actual, que en último término, pretende disminuir el efecto nocivo sobre el medio ambiente y la salud de las personas.

Análisis de agua de piscina (R.D. 742/2013)

Resultados en 5 días laborables.

48,40 €/muestra.

Análisis de agua de piscina (Decreto 95/2000)

Resultados en 5 días laborables.

60,50 €/muestra.